15 consejos para seguir siendo felices después de vuestra boda

Uno de los pasos más importantes que damos en nuestra vida es casarnos. Ya dejamos atrás todo lo relacionado con nuestro enlace, la organización de la boda, la despedida de solter@s, la ceremonia, el banquete, la luna de miel, etc… y hemos comenzado a convivir. Es ahora cuando tenemos que ponernos manos a la obra, y nada mejor que unos consejos para que nunca caigáis en la rutina.

Consejos para seguir siendo felices después de la boda

Os dejamos algunos consejos para conseguir mantener viva la llama del amor, y seguir siendo felices después de vuestra boda.

Cuando os casáis, os comprometéis a permanecer juntos para bien y para mal. No es fácil defender una relación de matrimonio con el paso de los años, aunque siguiendo estos consejos que nos han dejado algunas parejas, mantener vuestra felicidad como el primer día será más fácil y estamos seguros que seguiréis enamorados durante toda vuestra vida. Estos son los consejos que os ofrecemos para mantener encendida la llama del amor:

1. No tomaros todo demasiado en serio. El cepillado nocturno de los dientes puede convertirse en un ritual divertido. Así, cuando tengáis que analizar cómo está el vaso, será más fácil verlo siempre medio lleno, en vez de verlo medio vacío.

2. Centraros en vuestras fortalezas y obviar las debilidades. Todos tenemos nuestros defectos, pero si no os fijáis en ellos, pasarán desapercibidos. La receta para un buen matrimonio es amar y apreciar a tu pareja y ponerle su mejor cara.

3. Buscad nuevas experiencias y compartidlas a tope. Pensad en lo que no habéis hecho aún e id a por ellas. Viajar es una buena manera de refrescar una relación. Pensad en un destino que os apasione, un lugar en el que podáis conectar como amigos más que como pareja. Y cuando volváis, veréis que habrá sido lo más parecido a una luna de miel.

4. Tenéis dos opciones: compartir todas y cada una de la tareas tanto domésticas como no domésticas, o contratar a una persona que os ayude en este sentido. En muchos casos, contar con una empleada del hogar que os permita aprovechar vuestro tiempo libre y disfrutar de vuestros hobbies (hacer deporte, dar clases de baile, estudiar, pasear, etc.) ha sido un salvavidas para muchos matrimonios.

5. A veces, las experiencias más simples nos provocan las mayores alegrías. La simple visita rutinaria al supermercado puede convertirse en toda una diversión. Y es ahí donde sucede nuestra vida, y nuestro día a día.

6. Tomaros un segundo para miraros, provocaros, etc. Algo tan simple como deciros “te amo” os hará sentiros más conectados y recordaréis el motivo por el que os casasteis.

7. Valores como la honestidad, el respecto y la confianza son cimientos en cualquier tipo de relación, ya sea de amistad, trabajo, etc. y mucho más en una relación de pareja.

8. Guardad secretos que sólo pertenezcan a vosotros. Algo prohibido o no, pero que sólo sea vuestro.

9. Dejaros notas escritas a mano. Hay matrimonios que se dejan mensajes en ocasiones cotidianas. Por ejemplo, si ella se va a trabajar, puedes dejarle una nota en su bolso para que la lea en cualquier momento del día. Un simple gesto como éste despertará sus ganas de agradecértelo cuando llegue a casa.

10. El último momento del día puede convertirse en algo muy especial, aunque sea martes. Busca un momento una vez habéis terminado con las obligaciones del día a día y tomaros un tiempo para desconectar.

No solemos apagar la televisión y escuchar música tomando una copa de vino, hablando de aquello que nos ha generado algún tipo de sentimiento estos últimos días, y charlar de nuestras cosas. Podéis hablar de todo, desde vuestra relación hasta de política o economía. Será muy parecido a lo que era antes de comenzar vuestra relación.

11. Mantened un buen sentido del humor. Incluso cuando los niños están llorando y no os han dejado descansar en días, siempre es mejor reírse de todo y dejar que los problemas vayan resbalando.

12. Si veis vuestro matrimonio como una relación contractual, vais mal. El amor no es un contrato.

13. Un simple piropo puede convertirse en una recarga de batería para él o ella. A los seres humanos nos gusta gustar… Saber que seguimos atrayendo a las personas nos hace sentirnos mejor, y si es a la persona a la que amamos… ¿O no es eso lo primero que pensasteis cuando os visteis por primera vez?

14. En ocasiones especiales como el aniversario de boda, una fecha que os traiga un recuerdo divertido, etc., escríbele un poema o un mensaje.

15. Y el día menos esperado, pide el día libre en el trabajo y aprovechad para ir a ver una sesión matinal, un almuerzo en un buen restaurante, reserva en un hotel elegante y pasad la noche fuera. Así romperéis con la rutina y recordaréis alguna ocasión especial.

No tenéis porqué llevar a cabo todas y cada uno de estos consejos, pero si tenéis en cuenta la mayoría, os aseguramos que seréis capaces de mantener viva vuestra llama del amor.

¡Qué seáis muy, pero que muy felices, y comáis perdices!

¡¡Feliz jueves!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *